Técnica del Craquelado

Es una técnica que logra el efecto de envejecido de nuestros proyectos. Es una de las más comunes y fáciles técnicas que se puede hacer. Este efecto consta de una pintura base (de preferencia más oscura que la principal), para que luego se formen grietas (delgadas o gruesas) logrando este efecto de envejecimiento.

El craquelado se produce naturalmente por la contracción gradual y dispareja de las distintas capas de pintura. Se pinta una capa de base sintética (de secado lento; genera tensiones superficiales durante un tiempo mayor) y luego otra encima pero esta vez de una pintura de base acuosa (de secado rápido; esta se resquebraja siguiendo los movimientos de las tensiones de la pintura base) para lograr este efecto.

También podemos comprar los “craqueladores”, que son preparados ya listos para echar entre capa y capa de pintura; cada uso del craquelador depende de la marca que se compre, hay que seguir bien las indicaciones.

Otro tipo de craquelado se logra con la clara del huevo en vez del “craquelador” en sí, apenas la echamos luego de la pintura base, pintamos con la pintura superior, sin dejar secar por mucho tiempo la clara del huevo.

Por último, lograremos este efecto, utilizando cola en vez del craquelador y la clara del huevo; las grietas serán más grandes si echamos una capa gruesa de cola, y si echamos una capa delgada, nuestras grietas quedarán mucho más finas.

Para secar podemos utilizar una secadora, con aire tibio y suave, a una distancia prudente, aproximadamente no menos de 25 cm. O dejarlo secar unas 48 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>