Colocación de vinilos decorativos en paredes

La colocación de vinilos decorativos en paredes es una tarea muy sencilla, pero si queremos lograr un acabado impecable, es necesario seguir una serie de pautas en su instalación para lograr que quede perfectamente colocado y no se estropee con el tiempo.

En primer lugar, debemos tener paciencia y dedicar el tiempo necesario a la colocación de vinilos en paredes, sobre todo si se trata de vinilos de gran tamaño que necesitan un trabajo más elaborado. Una ayuda podrá venirnos bien en cualquier momento, para indicarnos si la colocación está siendo correcta.

Preparamos la pared previamente a la instalación del vinilo. La superficie debe ser lisa para que se pueda adherir completamente, y ha de estar completamente limpia y seca, para evitar que cualquier resto de polvo estropee al acabado o que se formen burbujas de aire.

Colocación de los Vinilos decorativos en las paredes

Según las dimensiones del vinilo, es recomendable primero medir la pared y encontrar el sitio exacto dónde queremos que quede colocado. De esta forma, nos evitaremos la falta de espacio cuando lo estemos colocando, que quede a la altura correcta y que no quede torcido.

Una vez preparado todo, comenzamos con la colocación de vinilos decorativos en paredes.

Colocación de vinilos para decorar paredes, paso a paso

1.- Los vinilos vienen protegidos por dos láminas para facilitar su colocación: una lámina adhesiva y otra como soporte. Coloca el vinilo sobre la pared, para ayudarte, puede utilizar cinta de carrocero para sujetar la parte superior en el sitio deseado y que no se mueva mientras manipulas las láminas.

2.- La lámina transparente que actúa como soporte debe quedar en la parte exterior una vez colocado en la pared. Ve despegando poco a poco la lámina de dentro, la que está pegada al adhesivo. Hazlo con cuidado y muy despacio, para evitar que se rompa o que se pegue antes de tiempo en el lugar incorrecto.

3.- Al mismo tiempo que vas despegando la lámina, ve fijando el adhesivo sobre la pared presionando la superficie con una espátula lisa. Evita que se formen arrugas pasando la espátula desde dentro hacia fuera, para eliminar el aire que se va acumulando.

4.- Una vez que todo el vinilo esté adherido a la pared y que hayas eliminado por completo la lámina adhesiva, quita la lámina de soporte que esté en el exterior, también con mucho cuidado para que no se mueva el vinilo. Comprueba que no queda ninguna burbuja de aire una vez instalado. Si se ha formado alguna, pínchala con una aguja, y presiona con la espátula para que quede bien pegado.

 

La colocación de vinilos decorativos es muy fácil, pero ha de hacerse bien y con paciencia para que el efecto sea el deseado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>